30th Anniversary

7 dic. 2017

Legalización Marihuana (Cannabis Sativa)

El Estado de California dentro de Estados Unidos, ha legalizado el cultivo, uso medicinal e industrial de la marihuana (cannaabis Sativa), todos los ciudadanos y ciudadanas podrán sin miedo, de frente y sin estar por debajo de la mesa, cultivar, plantar, transportar y comercializar como empresa o industria individual o cooperativa, la planta sagrada que al igual que la elaboración ilicita y fuera de la ley de la cocaína, hace mucho daño cuando los negocios ilegales se hacen en contra de la ley constitucional. Nosotros debemos aprobar esta medida positiva californiana y salirle al toro con hechos dentro de la gran nación norteamericana en donde más de 100 millones de habitantes usan los alcalinos para su recreación, como no están controlados libremente por el gobierno, unos cuantos se lucran, amasando grandes sumas de dinero y haciendo parte de los ricos indeseables porque los impuestos no se pagan y solo unos estómagos con sus mafias se benefician para ir al infierno de los poderosos en los últimos tiempos. La propuesta 64 aprobada en las urnas, permitirá a los californianos y a sus residentes mayores de 21 años, poseer, transportar y comprar cada uno o una, 28.5 gramos de marihuana para usarla con fines recreacionales o medicinales. La sustancia será grabada con impuestos como ocurre con el tabaco y el alcohol que en época pasada también hizo parte de los productos prohibidos por la ley y que ocasionaron miles de muertos humanos y  millones de damnificados por causa de la prohibición y así los verdaderos delincuentes hicieron de la suya, hoy sus familias y descendientes hacen parte de los más ricos del mundo con dinero que fue ilícito y que lograron lavar con la complicidad de los funcionarios de los gobiernos, banqueros y autoridades de la otrora falsa sociedad.


Los hombres de bien y las organizaciones que trabajan por el equilibrio de la humanidad incluyendo aquellas que realizan proyectos abstractos de fe, deben apoyar esta medida tomada de la mejor experiencia para que la sociedad conozca a los verdaderos maritraficantes y los mismos paguen impuestos a la luz de la ley y bajo la coordinación del estado gobernante. Actualmente es legal consumir la hierba sagrada por ocio en cuatro estados de Estados Unidos y en el Distrito de Columbia. En Colorado y Washington, fue aprobado su consumo en el 2012, mientras que en Alaska y Oregon, se acepto en 2014. De ahora en adelante, la marihuana tendrá un uso medicinal y será distribuida en dispensarios en 29 estados de Estados Unidos. California fue el pionero, estableciendo su legalidad y distribución desde 1996. En el estado de Colorado.  La industria del cannabis, genero más de 18.000 empleos de tiempo completo en 2015 y aporto la suma de 2.400 millones de dólares a las arcas del estado. De igual manera los varones y mujeres que organizaron la industria se convirtieron en personajes públicos para comercializar la marihuana de frente al estado, no hubo un solo muerto o asesinato porque lo prohibido e ilícito hace que los delincuentes reales hagan de las suyas cuando debajo de su doble moral, aparecen como “ciudadanos ejemplares” cuando la verdad gana a la ficción y esa doble cara o triple moral lesiona el futuro y trunca la libertad de los inteligentes. La misma medida hará que aquellos ciudadanos y ciudadanas que están purgando condenas por ese tipo de delito o consumo que antes se consideraba ilícito, queden libres y obligaran a los jueces a trabajar de verdad en bien de la justicia y equidad de todos por igual sin privilegios.


La ley debe estar al servicio de todos los hombres dentro de una nación, la justicia debe distribuirse en iguales proporciones sin privilegios para ningún ciudadano o ciudadana sino todos con las mismas oportunidades para su propia realización personal y gusto. El siguiente paso será la legalización del consumo de la hoja de coca, su cultivo, industrialización y comercialización de la cocaína como industria medicinal terapéutica y/o simplemente para alimentar a quien se recrea de su uso y consumo. La ley no puede perseguir a las multitudes cuando una gran parte de ella es la protagonista del consumo ilícito y esta debe implantar una ley para que dejen de ser invisibles. Lo mejor es dotar a la ley de recursos y estrategias, para que los narcotraficantes, maritraficantes y cultivadores de coca, marihuana y cocaína, “salgan del closet (armario)”, den la cara, paguen impuestos y que los Ministerios de Trabajo en cada nación productora, regule los empleos de estas empresas, para que el dinero del narcotráfico o maritrafico sea distribuido en forma equitativa y no vaya a parar a las arcas de una persona o familia y el mismo filo de la ley siga creando como en el laboratorio de la falsa sociedad personajes de mala calaña como el colombiano Pablo Escobar, el mexicano tal Chapo Guzmán, la mafia siciliana u otros que dejaron bolas de asesinatos, secuestros y masacres en serie porque todos estaban actuando debajo y en contra de la ley pero con la complicidad de representantes de la ley, de gobiernos de turno con sus autoridades y la misma historia narra cómo los mismos gobernantes hacen parte de los delincuentes asesinos. Si la inteligencia del hombre moderno abre los canales de la sabiduría, la legalización de estas hierbas y su industrialización, hará que todos los hombres paguen sus impuestos y que el pueblo conozca a los verdaderos protagonistas narcos y marimberos de eso que se considero ilícito en el pasado reciente.


La marihuana como planta es bendita y tiene muchas propiedades medicinales y estrategias para uso terapéutico, con ella en su proceso de industrialización y comercialización, se puede elaborar, analgésicos, tranquilizantes, perfumes, aceites medicínalas, aceites para el cuidado de la piel humana, reguladores del sueño y drogas para evitar los sueños pesadillas, libros, cuadernos, conbustibles, ropa, alimentos para consumo y dieta de varios animales, galletas comestibles, jarabes, repelentes contra mosquitos, culebras y víboras, lociones y perfumes, y otros usos comprobados científicamente. La belleza y exquisitez de los consumidores de marihuana para uso recreativo no se debe perder y los adictos deben estar limpios y lo mas parecido al hombre perfecto en su armonia. Aunque el aroma no es agradable para muchos olfatos, la ciencia debe mezclar en el laboratorio el fruto con otras esencias de plantas medicinales y aromáticas, para que al consumirlo y fumarlo públicamente no moleste el olfato de aquellos varones y mujeres que nunca se acostumbraran al aroma de la marihuana porque al igual que el aroma del alcohol, tabaco y cigarrillo, siempre tendrá opositores porque es difícil también obligar a los hombres del planeta, a la aceptación de una costumbre que aunque es ancestral causa malestar en un tanto por ciento de la población mundial. La ciencia debe crear modelos igualitarios para que una costumbre y su uso no cause malestar en una parte de la población.



El consumidor de marihuana, alcohol tabaco, cigarrillo, coca o cocaína, también merece respeto. Siempre habrán personas en el mundo que no vamos a consumir ciertos productos pero como dice el adagio popular: “Los cortés no quita lo valiente”. Todos los ciudadanos y ciudadanas de una nación tendrán que convivir en forma civilizada con los otros, aceptando la preferencia y el gusto de los diferentes porque aunque somos iguales en la esencia creada somos muy distintos y diferentes en talento, habilidad, ingenio y sabiduría. Me parece muy acertada la normatividad del Estado de California en Estados Unidos, es una oportunidad para que los grupos minoritarios aprovechen la oferta también para organizar sus empresas e industrias de la cannabis sativa y logren en poco tiempo educar para progresar sin lesionar la libertad y seguridad de los otros de  la misma especie humana, el mismo consumo, el respeto que merecen nuestros hermanos menores los animales irracionales y el gran respeto que merecen las plantas que fueron creadas para su uso, consumo con cada una de sus propiedades, se dene tener en cuenta en mentes civilizadas. El cultivo de la marihuana será al aire libre y a la vista de todo el mundo. Nadie tiene porque esconderse del cultivo, plantación, transportación o distribución, porque las propiedades de las plantas se deben usar para el bien colectivo y las ganancias económicas y financieras deben ser controladas por el estado o gobierno para el bien común. Para los ciudadanos de doble moral y para los farsantes, tendrán que dar la verdadera cara. Esos politiqueros y gobernantes que abusaron de la ley con doble moral, deberán devolver al país y a sus habitantes, el dinero robado y las propiedades conseguidas a espaldas de la ley y que generaron lo ilícito frente al estado, haciendo parte de los hipócritas que en público aparecían como señores de bien y eran simplemente portadores del mal con su doble moral. Desde hoy nadie deberá ocultar su cara en California, si hace parte de la industria del cannabis sativa, por el contrario les enseñaremos a las nuevas generaciones que todo se debe hacer de frente y respetando la ley.  La ley de cada nación debe revisar minuciosamente de donde llegaron los recursos para que un ciudadano acumule riquezas de la noche a la mañana o que aparezca con casa de mármol viviendo antes en chozas de lata o cartón y sin ningún tipo de educación. “O todos en el suelo o todos en la cama” debería ser la consigna de los gobiernos honestos. 


Al aprobarse la medida en aquellos países productores de coca, cocaína y marihuana a gran escala, los pueblos conocerán a sus verdaderos protagonistas marimberos y narcotaficantes, los aeropuertos ya no serán clandestinos y todos deberán pagar los impuestos por igual de acuerdo al número de plantas que cultive y procese. Los hipócritas medios de comunicación también dejaran de existir porque la ley cobijara a todos por igual, los impuestos se utilizaran para el bien común y desaparecerían los ricos de pacotilla y entonces una gran mayoría verá la luz de Dios y nadie se asustara al lograr salir de la oscuridad aun incluyendo a la familia del cultivador. También es cierto que no todos los hombres diferencian lo bueno de lo malo anque la ley les indique el camino siempre habrán ciudadanos en contravía. En este tópico último todos los habitantes de la tierra deberán hacer un esfuerzo para conquistar con claridad la felicidad sin tropezar con el escándalo de los incautos y mediocres.

No hay comentarios:

Religious Persecution

Peace to Colombia

Rodriguez Delcy

Delcy Rodriguez